Retirada de amianto: un trabajo solo para profesionales

retirada de amianto

La retirada de amianto es un proceso que debe tratarse con mucho cuidado, de no ser así, los individuos expuestos a dicho componente pueden llegar a verse afectados negativamente, en cuanto a salud se trata. Si se está en contacto frecuente con el amianto o se inhala, se da el riesgo de presentar enfermedades en el aparato respiratorio, incluso generar cáncer de pulmón, situación difícil de prevenir dado que las fibras son tan pequeñas que no pueden ser vistas.

Hay que tener en cuenta que el asbesto posee partículas que con el pasar del tiempo son liberadas al aire, lo cual resulta ser la etapa más perjudicial porque pueden ser inhaladas por personas que se encuentren en dicha zona. Cuando se habla de circunstancias o hechos que logran perjudicar a varios individuos y su salud, lo ideal es buscar a un ente certificado en la retirada del amianto.

Existen pasos fundamentales a seguir para tratar adecuadamente las estructuras con asbesto; lo primero es buscar a un experto que identifique las edificaciones que contiene este mineral, posterior a esto ese evaluador deberá determinar el riesgo ambiental al que se está expuesto y finalmente realizar un plan de trabajo de modo tal que se realice sin afectar ni dejar rastros.

Al momento de realizar trabajos con dicho mineral, se deben tomar medidas mínimas necesarias que aseguren la integridad de los trabajadores que estarán presentes durante la retirada del amianto, tales como: utilización de cabinas de descontaminación del personal, aspiradoras, equipos y personas que sean capaces de medir continuamente los niveles de contaminación.

El servicio tiene que estar bajo unos estándares de seguridad tanto en la etapa del retiro,  como en el tratamiento que se debe dar al material con este compuesto, el traslado y disposición final del asbesto, debido a que no se pueden dejar los desechos en un basurero común. Los antes mencionados son pasos que han de ser guiados por profesionales y controlar que ninguno de estos sea obviado.

Los trabajadores profesionales del retiro de asbesto utilizan un sistema de ventilación del vacío, herramientas especiales que limite la liberación de fibras de asbesto al ambiente por su seguridad y la del medio ambiente, haciendo siempre cada esfuerzo posible para quitar todo el producto.