Posibles alineaciones jornada: algunos tips para entender el mercado

 

posibles alineaciones jornadaA todos nos cuesta un poco crear las posibles alineaciones jornada, ciertamente es más difícil cuando apenas somos principiantes, pero incluso el más experto encuentra complejidad al determinar la estrategia para cada fecha. No obstante, la práctica hace al maestro, por tanto, en la medida en que mantengamos la constancia iremos progresando.

Este progreso, se verificará en la medida en que vayamos conociendo el comportamiento del mercado, lo cual no implica que llegará un momento en que podremos prevenir sin equivocación las alzas y bajas, pero sí ir adaptándonos a su desenvolvimiento.

Por ejemplo, un hecho habitual, es que durante los meses de julio y agosto el precio de los jugadores está en su mínimo, incluyendo a los mejor valorados, por lo que probablemente es la oportunidad indicada para comprar a aquellos que en un corto plazo serán más cotizados.

Después de este pequeño periodo, suele ocurrir algo interesante y es que se genera un clima de estabilidad. Esto no significa que los precios se mantienen inmutables, sino que los cambios derivados de la compra y venta del inicio de la temporada, se reducen debido a que la mayoría ha agotado su presupuesto.

Dicho estatus, es el indicador de que corresponde enfocarnos en evaluar el rendimiento de los futbolistas y su capacidad de satisfacer las expectativas. En virtud de ello, será determinante conocer sus fortalezas y debilidades, así como estar al día con las lesiones y sanciones de las que sean objeto.

De lo anterior se desprende, que no debemos conformarnos con las decisiones tomadas al principio, sino tener la disponibilidad porque llegará un momento, que generalmente se da en enero, en el que podremos fichar nuevamente y debemos estar preparados. Ya al final de la temporada, empezarán a bajar, hasta que retomemos la etapa inicial de la que hablamos anteriormente.

El ciclo que hemos descrito, refleja lo que ocurre en líneas generales durante la temporada, sin embargo, no quiere decir que tales afirmaciones constituyan una camisa de fuerza de la que el curso del mercado no pueda salirse, en consecuencia, conviene estar atentos e informados de todos los acontecimiento de interés que nos ayuden a definir nuestra estrategia.