Packaging equipment systems: la importancia del sistema utilizado

packaging equipment systems

Cuando caminamos por los pasillos de un supermercado en busca de los mejores productos y precios, no nos detenemos a pensar en todos los factores que influyen en nuestra elección, como los packaging equipment systems, o en español, sistemas de empaquetado utilizados por las fábricas.

Al fin y al cabo, la creación de un producto es mucho más compleja de lo que parece, puesto que no se limita únicamente a una idea creativa, sino además a la rentabilidad de la misma y cuál es la maquinaria necesaria a usar durante estos procesos.

Una botella de refresco, por ejemplo, no pasará por los mismos protocolos que una caja de galletas en su fabricación y embalaje. Y aunque resulta evidente, algunos procedimientos tienen mayor coste asociado.

Examinando la cadena de producción

El objetivo de toda compañía debe ser economizar al máximo sus gastos, de manera que pueda vender ulteriormente su producto a un precio competitivo sin tener pérdidas, y esto debe ser considerado en todo momento, ya que una merma aparentemente pequeña puede ser masiva al llegar a grandes unidades del mismo.

El envasado o embotellado, por ejemplo, están obligados a ser minuciosos, pues cada gramo perdido se suma, resultando en que se hubieran podido fabricar muchas más unidades en caso de haber corregido los errores en el sistema. Y el diseño del envase es importante, gracias a que cumple dos funciones vitales: protección durante su envío y consecuente venta, y promoción.

La forma, colores empleados, tipografía, logo y hasta palabras, pueden ser la diferencia entre ser escogido o dejado en el estante. Y adicionalmente, una vez que este se encuentre en la casa del consumidor, su propia imagen será una publicidad constante que durará hasta que este se acabe, por lo cual hay que darle tanta prioridad como a todas las capas de empaquetado.

Por otro lado, también se debe evitar que estos sean dañados durante el transporte desde la fábrica hasta la venta al público, porque cada unidad estropeada se reflejará al final de mes en las ganancias y pérdidas.

Por lo tanto, es primordial considerar desde el principio el mejor diseño de la mercancía y sistema posible de empaquetado, ahorrando así tiempo y dinero desde el inicio.