El personal shopper inmobiliario en Benalmádena y sus habilidades

personal shopper inmobiliario en Benalmádena

La figura del personal shopper inmobiliario en Benalmádena es una tendencia que se ve hoy día en la compra, alquiler y venta de viviendas, pero también está presente en muchos sectores, tales como la moda, bodas, entre otros.

Básicamente se debe conocer el significado de lo que es un personal shopper inmobiliario,  el cual proviene del anglosajón que se traduce en comprador personal. Tiene como función principal respaldar al interesado en las negociaciones para que obtenga el mayor beneficio de estas.

Para lograrlo debe tener ciertas habilidades como por ejemplo: buena apariencia, empatía, conocer el mercado inmobiliario y las necesidades del cliente, gestionar contratos, asesorías, notaría y lo referente a los trámites legales, saber trabajar bajo presión y, sobre todo, ser paciente, capaz y apasionado

La diferencia de un personal shopper y un asesor inmobiliario radica en que el segundo ofrece las mejores opciones en precio y viviendas, es decir, su actividad está centrada en la oferta, mientras que el primero trabaja exclusivamente con las necesidades del interesado, defendiendo el punto su vista y deseos.

Existen ciertos principios tanto éticos como profesionales que todo personal shopper debe cumplir, tales como: no cobrar a nadie más que a su cliente, tampoco puede obtener ningún porcentaje por las transacciones, tiene que firmar un contrato de exclusividad con el mismo, así como, dar un informe técnico del estado del inmueble elegido y acompañar en cada momento de la negociación al contratante.

Más que una compañía, el personal shopper es el consejero inmediato del cliente. Es la forma de ahorrar tiempo y dinero, puesto que al contratarlo probablemente este tenga toda la información correspondiente de se amerite y sea ayuda idónea para conseguir el inmueble que se anhela.

Contar con el beneficio del asesoramiento y representación a lo largo de todo el proceso relativo al negocio inmobiliario, genera sensación de tranquilidad y satisfacción a los clientes, por tanto, este tipo de profesional se ha convertido en la mejor compañía que se puede contratar. Recuerde que es indispensable tener una comunicación asertiva y directa, sin dejar detalles al margen de la discusión, para así evitar disgustos posteriores.