Destrucción de papel: ¿elegir una empresa especializada o una máquina destructora?

destrucción de papel

Hoy en día, eliminar la acumulación de documentos corporativos no solo es una ventaja para ahorrar costes de almacenamiento y espacio, también es una obligación, ya que la ley establece que toda empresa que manipule datos privados de usuarios debe proceder a su demolición, independientemente si se encuentra obsoleta o no. En este caso, existen dos opciones: optar por una máquina destructora o dejar todo el trabajo en manos de empresas de destrucción de papel.

Cumplir con la ley es vital para el desarrollo y bienestar de una empresa, no obstante, más de uno seguramente estará preguntándose: ¿qué es mejor? ¿cuál opción me conviene más?, y la respuesta es sencilla: optar por una compañía especializada y responsable en este tema es una acertada decisión para estar vigente con la normativa. En primer lugar, porque ofrecen certificados que dan fiabilidad sobre el proceso y, por otra parte, cuentan con un Seguro de Responsabilidad Civil.

Generalmente, no podemos negar que emplear máquinas destructoras significan un excelente alivio para deshacerse de papeles poco necesarios para el trabajo, pero es importante resaltar que son funcionales siempre y cuando se utilicen para requerimientos diarios como, por ejemplo, demoler una factura vencida, eliminar un lote de cotizaciones antiguas, entre otras cosas que no impliquen un especial cuidado.

Además, recordemos que la normativa también establece que la protección de los datos de los usuarios es vital y un simple procedimiento manual no cumple con los parámetros establecidos para asegurar tal estipulación. En ese sentido, esta es otra razón más para preferir compañías especializadas en destrucción de papel.

¿A quién debo recurrir para el servicio?

No nos dejemos engañar, no toda persona que nos dice que es una labor sencilla puede llevar a cabo algo que corresponde a una compañía, por el contrario, profesionales que realmente se dedican a esta ocupación ofrecen una serie de alternativas para una destrucción efectiva, como documentación confidencial, reciclaje de papel, certificaciones y demolición de otros materiales (CD’s, discos duros, USB, etc.).

Afortunadamente, existe un gran abanico de expertos que continuamente se esfuerzan por proporcionar un buen servicio, respetando las necesidades de las personas y rigiéndose siempre por lo establecido en las normas.