Cómo organizar una fiesta sorpresa, buena, bonita y barata

Montar una fiesta de cumpleaños sorpresa con los amigos no tiene por qué ser algo caro. Gracias a la colaboración de los invitados y a través de algunos consejos que os vamos a facilitar ahora, se pueden organizar divertidas y económicas fiestas.

Escoge correctamente el horario

Puedes ahorrarte mucho dinero si organizas una fiesta sorpresa entre horas, ya que a media tarde, por ejemplo, no hará falta comprar tantas cosas. Con un poco de picoteo será más que suficiente y podrás destinar el presupuesto para otras cosas.

Escoge correctamente el lugar

Tampoco es necesario que alquiles ningún local, si puedes celebrar esta fiesta en tu propia casa o en casa de algún familiar o amigo. Si además este lugar cuenta con amplios espacios al aire libre, pues mejor, ya que son espacios que además de facilitar la diversión, son menos susceptibles a que presenten desperfectos al finalizar la fiesta.

Cubertería y vajilla

Por poco dinero, puedes encontrar una cubertería desechable completa, con sus platos, vasos, copas y demás cubiertos de plástico. Puedes encontrar tus económicas Copas de plástico en Plasticomania.com De esta manera nos ahorramos posibles roturas, mucho tiempo, y mucha agua

Que todos los invitados lleves algo de comida

Puedes organizar una especie de concurso culinario para fomentar la creatividad, y sobre todo, la variedad de platos distintos para la fiesta. De esta forma, el gasto monetario y de tiempo se puede repartir más equitativamente.

Invitaciones al uso

En los tiempos que corren, ni se te ocurra realizar invitaciones. es verdad que pueden quedar muy originales, pero teniendo whatsapp, trata de usarlo ya que además de ser más barato es más rápido.

Fijación de presupuestos

Has de establecer un tope máximo de gasto y no pasar de ahí. Compra primeramente lo necesario y a partir de ahí, si sobra dinero para algún detalle más, pues nos permitimos los lujos.

Segundas marcas

Siguiendo con el punto anterior, tenemos que decir que si el presupuesto es limitado, podemos optar por la consumición de segundas marcas o de marcas blancas, que en muchas ocasiones poco o nada tienen que envidiar de las principales firmas conocidas. De hecho, en algunos casos es incluso el mismo producto pero con distinta marca

Decoraciones sencillas

Basta con un poco de imaginación si ya hemos pactado que el presupuesto del que disponemos no es elevado. En cualquier tienda puedes encontrar lo necesario con qué decorar la fiesta por muy poco dinero. Otra gran idea es la de organizar una fiesta de disfraces o una fiesta temática donde cada uno lleve su propio atuendo.

Hacer los cubitos de hielo en casa en vez de comprarlos

Estamos acostumbrados a comprar los cubitos y el gasto en cubitos de hielo es totalmente prescindible, sobre todo si la fiesta sorpresa va a ser en un domicilio particular. Usando las cubiteras y el congelador de tu nevera y te puedes ahorrar una pasta gansa. Ya lo ves…Organizar una fiesta sorpresa no tiene por qué suponerte un gasto elevado por todo lo que estamos exponiendo. Además, lo más importante es la compañía y el afecto…y eso no se paga con dinero.