Cargas y descargas sencillas: polea polipasto 

En esta época de cambios constantes, para cualquier empresa, industria o negocio es imprescindible el uso de un vehículo de carga que facilite la movilización de mercancías, repuestos, piezas y equipos, ya que éstos simplifican el trabajo y agilizan la producción, (ahorrando tiempo, dinero y esfuerzo). Por esta razón, es importante la inversión en al menos una polea polipasto. 

Diariamente, las personas aprovechan las virtudes de las poleas en casi todas las actividades que realizan o dispositivos que usan. Se emplean en ascensores, teleféricos, aparatos de gimnasio, ventanas de coches, grúas, montacargas, lavadoras y demás artefactos. Todos éstos se sirven ampliamente del principio de éste maravilloso invento del hombre. 

Este dispositivo, es una máquina que puede ser utilizada para cargar, descargar, remolcar, apilar, empujar, subir o bajar cualquier tipo de objeto. Se caracteriza por la extraordinaria capacidad que tiene de soportar pesos, imposibles de alzar por una o varias personas, simplificando así el transporte y ordenamiento de los artículos, herramientas y materiales industriales o comerciales. 

¿Qué son poleas y polipastos? 

Las poleas resultan un mecanismo simple, conformado por una rueda maciza que se mueve alrededor de un eje. Ésta tiene un canal en su periferia por donde pasa la cadena o cuerda (comúnmente de acero por su alta resistencia), todo esto con la finalidad de transmitir la fuerza menester, que permite reducir en gran medida la cantidad de esfuerzo necesario a la hora de mover un objeto pesado. 

Por su parte, un polipasto es una máquina constituida por la combinación de dos o más conjuntos de poleas fijas y móviles, con un solo cable o cadena que pasa por cada una de éstas. Es utilizado para movilizar o elevar cargas, con una excelente ventaja mecánica en vista a que se suman las fuerzas a aplicar y hay una mejor distribución de las mismas. De ahí que con este sistema el esfuerzo sea mucho menor al requerido empleando mecanismos simples. 

Polea polipasto

 

En ese sentido, la polea fija modifica la dirección de la potencia que se ejerce sobre la cuerda, mientras que la móvil duplica la ganancia mecánica del sistema. Por su parte, el cable trasmite la fuerza entre estos dos elementos. 

Cabe destacar que años atrás la tasa de accidentalidad en las empresas era alta, puesto que los trabajos eran manuales y había muchas partes del cuerpo involucradas, especialmente las extremidades. Con la invención de las máquinas automáticas, estas estadísticas bajaron, al igual que el desperdicio por error humano. Sin embargo, es necesario que todos los trabajadores usen adecuadamente los equipos de protección.